En esta época del año, es cuando nuestra piel se encuentra más expuesta al sol y a sus efectos, por tanto, es el momento más crucial para cuidarla.

Incluyendo estos 5 sencillos pasos en nuestra rutina, conseguiremos presumir de una piel radiante mientras disfrutamos del verano.

  1. PROTECCIÓN: aunque suena a tópico, es muy importante proteger nuestra piel del sol durante todo el año. Debemos incluir este paso en nuestra rutina diaria unos 15 minutos antes de salir de casa y reaplicar cada dos horas, bien mediante una crema o bien mediante espráis con factor de protección solar muy alta (SPF 30-50+).
  2. LIMPIEZA: debido al sudor, nuestros poros se pueden obstruir, desencadenando brotes de acné. Debemos limpiar nuestro rostro dos veces al día, utilizando limpiadores suaves y sin perfumes. No es recomendable compartir toalla con otras personas y es importante que sequemos bien los pliegues para evitar la aparición de micosis superficiales.
  3. EXFOLIACIÓN: la exfoliación del rostro es clave para eliminar las células muertas de la piel y permitir que esta se regenere. Podemos realizarla con exfoliantes naturales que contengan pepitas de frambuesa o semillas trituradas. Realizando una exfoliación en el rostro una o dos veces por semana, evitaremos la aparición de imperfecciones, consiguiendo una piel más limpia y suave.
  4. HIDRATACIÓN: en verano, no debemos olvidarnos de la hidratación tanto por dentro como por fuera. La importancia de ingerir el agua suficiente al día aumenta aún más en verano, ya que perdemos muchísimo líquido a través de la sudoración
  5. REPARACIÓN: las vacaciones no deben ser una excusa para descuidar nuestra piel, ya que el sol acentúa los daños y la oxidación de la misma, aumentando la aparición de manchas y arrugas.

CEANNUM es un tratamiento de choque de tan sólo 10 días que actúa directamente en las capas más internas de la piel, allí donde no llegan los cosméticos.

Gracias al uso de CEANNUM, tomando sólo un vial al día, conseguiremos una piel visiblemente más tersa y luminosa, gracias a su alto contenido en DERMOCOLÁGENO, el específico de la piel. Además de la alta concentración de colágeno asimilable, CEANNUM aporta ELASTINA y VITAMINA C, indispensables para aumentar la elasticidad y reforzar el sistema antioxidante.

Usando CEANNUM y siguiendo estos sencillos pasos en nuestra rutina, podremos disfrutar del verano sin consecuencias en nuestra piel.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario


*