DIFERENCIAS ENTRE ARTROSIS Y ARTRITIS

Las articulaciones son las uniones entre los huesos próximos, y son las encargadas de proporcionar movilidad y elasticidad al cuerpo (son las bisagras de nuestros huesos). La articulación está envuelta por una cápsula fibrosa. La cubierta interna de esta cápsula es la membrana sinovial que produce el líquido sinovial.

El líquido sinovial baña la articulación y reduce el roce entre los huesos durante el movimiento, cumpliendo las funciones de nutrición y defensa. Es el aceite que necesita una bisagra para poder realizar el movimiento.

El dolor en las articulaciones se produce cuando hay una alteración en esta membrana por diversas causas: golpes, exceso de ejercicio, origen autoinmune, edad…Para detectar el tratamiento adecuado es fundamental conocer el origen de esta alteración.

Las enfermedades de las articulaciones como la artrosis y la artritis son de las enfermedades crónicas más habituales, sin embargo debido a la similitud de las palabras, se suelen confundir.

ARTROSIS

La artrosis es una enfermedad crónica y degenerativa provocada por el desgaste de las articulaciones.

Los factores que influyen en su desarrollo son: Edad, Sexo (ésta afecta de modo significativo a las mujeres), Actividad física (debido a la sobrecarga de las articulaciones y los movimientos repetitivos) o Genéticas.

En estos casos MOVIAL es un tratamiento eficaz, con estudios clínicos publicados. Es un complemento alimenticio 100% natural que ayuda a proteger y mantener en perfecto estado nuestras articulaciones:

  • NEUTRALIZA EL DOLOR
  • REDUCE LA INFLAMACIÓN
  • MEJORA LA MOVILIDAD
  • RECUPERA LA CALIDAD DE VIDA DEL PACIENTE
  • RECOMENDADO POR TRAUMATÓLOGOS, REUMATÓLOGOS Y FISIOTERAPEUTAS

ARTRITIS

La artritis, en cambio, es la inflamación de las articulaciones causada por una alteración de la membrana sinovial, que es la capa que recubre toda la articulación y que permite que se produzca movimiento gracias al líquido sinovial.

La causa más frecuente es debida a alteraciones Inmunológicas: Las células de nuestro organismo que tienen la función de defendernos de la agresión de agentes externos, dejan de reconocer como propios algunos de los componentes de nuestro organismo, y actúan, en este caso, contra la membrana sinovial, produciendo inflamación crónica. Es el caso de la Artritis Reumatoide.

En este caso el tratamiento suele ser farmacológico, MOVIAL puede ayudarnos calmando los síntomas, pero no tiene efectos sobre el origen autoinmune de la enfermedad.

Recientemente se ha descubierto un nuevo tipo de artrosis, la ARTROSIS METABÓLICA. Descubre más AQUÍ.

Artículos relacionados

Deja un comentario


*