Los hongos en las uñas y pies son muy difíciles de tratar ya que es una dolencia muy resistente y necesita de un tratamiento eficaz para ser eliminado de raíz y evitar su reaparición. Uno de los factores que acrecenta la dificultad de su tratamiento es la difícil identificación del hongo hasta que este ya está bastante extendido.

Causas:

  • Durante el invierno no prestamos los cuidados suficientes a los pies, además de ir abrigados con capas de medias gruesas, calcetines y zapatos cerrados que muchas veces son de tejidos sintéticos, e impiden una correcta transpiración del pie.
  • Con la llegada del buen tiempo y los calzados más abiertos, o incluso caminar descalzo, podemos entrar en contacto con zonas contaminadas por el hongo y contraerlo.

Síntomas:

  • Cambio de color y textura de las uñas; parecen como roídas y con rugosidades.
  • Presencia de olor fuerte e inhabitual.
  • La piel comienza a presentar un aspecto reseco y cuando está más avanzado, comienza a agrietarse y a formarse llagas.
  • Picazón en la zona o picores inusuales y molestias.

Muchas veces nos damos cuenta cuando comienzan las molestias, de que tenemos llagas o grietas dolorosas. Esta etapa es un síntoma del contagio por hongo, pero una vez así de avanzado, erradicarlo es mucho más complejo de lo que se cree. En el caso de los hongos debajo de las uñas es más complicado aún, pues pocos tratamientos consiguen que los principios activos atraviesen la uña para atacar el hongo, haciendo que el proceso de curación sea bastante lento.

Desde Laboratorios Actafarma te recomendamos utilizar calzado de materiales naturales, dejar periódicamente tus pies aireados, así como tu calzado al sol, para asegurar su frescura y sequedad. Y si has identificado alguno de estos síntomas de hongos en tus uñas, te recomendamos Excinail +, el único tratamiento que penetra la uña sin necesidad de limado, efectivo desde el primer envase de tratamiento.

Deja un comentario


*