Es importante mantener nuestras defensas sanas y fuertes, y para ello contamos con INMUNILIFE, un complemento alimenticio a base de extractos vegetales que ayudan a mantener nuestro sistema inmune.

PROTÉGETE CONTRA LOS VIRUS CON INMUNILIFE.

Con la llegada del frio y la lluvia somos más susceptibles a enfermar, pero ¿cómo sé si tengo gripe o resfriado?
El resfriado suele centrarse en la nariz y la enfermedad cursa más lentamente, llegando a durar incluso varias semanas.
La gripe es una enfermedad más grave y puede tomar muchas formas. Por lo general cursa con fiebre alta y se desencadena de forma repentina. Al cabo de 3-4 días el malestar remite pero dan comienzo los síntomas respiratorios tales como tos seca, dolor de garganta o infección de oído.
Es importante mantener nuestras defensas sanas y fuertes, y para ello contamos con INMUNILIFE. Es un complemento alimenticio a base de extractos vegetales que ayudan a mantener nuestro sistema inmune en forma.

El principal componente de INMUNILIFE es el Cistus incanus, una planta que ha demostrado en diversos estudios una alta capacidad antivírica y antibacteriana; además de aumentar la función de nuestras defensas. También existen evidencias científicas que demuestran que inhiben la neuraminidasa, evitando que se reproduzca el virus de la gripe. Los polifenoles de Cistus incanus recubren la mucosa de nuestra boca y garganta, protegiéndonos y previniéndonos de contagios.

Con INMUNILIFE, planta cara a los virus porque actúa:
ANTES: protege a los tuyos de contagios
DURANTE: lucha contra la gripe y el resfriado
DESPUÉS: evita recaídas y fortalece a tus defensas

Cómo prevenir resfriados y gripes

1. Con la llegada del otoño: comenzar la prevención con Inmunilife
2. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón (estudios demuestran que lavarse las manos a menudo disminuye la incidencia de infecciones).
3. Evitar cambios de temperatura bruscos.
4. Al estornudar o toser, cubrirse con un pañuelo desechable; puesto que los virus y bacterias pueden extenderse viajando en las gotículas de agua.
5. Tratar de mantenerse alejado de personas con resfriado o gripe y los objetos que ellos utilicen.
6. Ventilar nuestras habitaciones para que no se concentren los microorganismos.
7. Evitar en la medida de lo posible tocarse los ojos, nariz o boca para no propagar los gérmenes.

Deja un comentario


*