Consigue un rostro perfecto con estos 5 ejercicios
  • 21 mayo, 2018

Consigue un rostro perfecto con estos 5 ejercicios

A partir de cierta edad, notamos como la piel comienza a “descolgarse”. Los primeros signos del envejecimiento lo notamos en rostro, escote, cuello y manos, debido a que estas zonas están más expuestas que el resto.

La piel contiene 3 elementos muy importantes que se van alterando con el paso del tiempo:  colágeno tipo I que le confiere la estructura y da firmeza; elastina, que proporciona elasticidad a la piel y glucosaminoglicanos, responsables de la retención de humedad en la piel.

A continuación, os damos algunos ejercicios para mejorar el estado de la piel facial, que es una de las que más sufre. Se debe repetir cada ejercicio, sin forzar la piel, entre 10 y 20 veces cada uno.

  1. CUELLO Y ESCOTE:

Poner las manos en cruz sobre el escote y estirar el cuello hacia arriba. Desencajar la mandíbula hacia adelante y vuelta a su posición normal.

  1. BARBILLA:

Con el brazo apoyado y el puño cerrado, colocar este bajo la barbilla. Abre y cierra la boca haciendo fuerza hacia el puño. Mantener la presión 6 segundos y relajar.

  1. MEJILLAS:

Hinchar los carrillos y pasar el aire de una mejilla a la otra y por la parte inferior y superior de los labios.

  1. BOCA:

Poner los dedos índice sobre las comisuras de los labios y colocar la boca como si se silbara haciendo fuerza con los dedos. A continuación, sin quitar los dedos, fuerza una sonrisa sin abrir la boca. Se deben alternar ambos movimientos.

  1. OJOS:

Poner el dedo índice en cada extremo externo de los ojos y achinarlos. Cerrar los ojos con fuerza entre 15 y 20 veces.  Otro ejercicio es formar unas “gafas” con los dedos sobre el contorno del ojo tensando la piel de arriba y de abajo. Manteniendo la tensión, parpadear sobre 15-20 veces. Se debe notar la resistencia de los dedos sobre la zona.

Es importante, además de ser constante con estos ejercicios, aportar de forma externa colágeno tipo I, elastina y antioxidantes a la piel para mantenerla joven más tiempo y retrasar los signos visibles de la edad, ya que la piel va perdiendo la capacidad de regenerar estas proteínas.